Alonso Lobato acusa al secretario provincial del PSOE de utilizar la Diputación de Cádiz para intereses partidistas

Lobato basa la denuncia en la asistencia que está recibiendo por parte del servicio jurídico de la Diputación el Ayuntamiento de Alcalá del Valle, con motivo de la denuncia interpuesta por Izquierda Unida en el municipio por ocultación de información a la oposición y respecto a la que se acaba de emitir una sentencia por parte del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Jerez dando la razón a Izquierda Unida. En dicha sentencia, la juez instructora del caso, Carmen Albarrán, estima el recurso interpuesto por el portavoz municipal de IULV-CA en el Ayuntamiento de Alcalá del Valle, Juan Jiménez Marín, contra el alcalde socialista, Antonio Rivera, por negarle éste a la oposición, información sobre la gestión municipal, vulnerando el alcalde -según el fallo emitido-, el derecho fundamental que asiste a los concejales de Izquierda Unida, y declarando este comportamiento contrario al Art. 23 de la Constitución Española. La sentencia condena finalmente, al alcalde socialista de Alcalá del Valle a que ponga a disposición de los concejales de Izquierda Unida toda la información que reiteradamente les venía denegando desde hace tres años. El diputado provincial considera que el alcalde de Alcalá del Valle está manteniendo una actitud “obstruccionista y antidemocrática”, además de “un comportamiento caciquil hacia la oposición, más propia de otros tiempos”. Asimismo, critica que la Diputación Provincial, poniendo al servicio del alcalde de la Sierra la atención jurídica pública, esté defendiendo a la vez “una actitud contraria a la Constitución y al ordenamiento jurídico, como así ha quedado demostrado con el fallo de la juez”. Lobato considera “especialmente grave que los servicios jurídicos de la Diputación, recurran y de este modo prolonguen en el tiempo una sentencia que condena el comportamiento ilegal de un alcalde con la oposición”. El diputado llama además, la atención sobre el hecho de que la denuncia presentada por los concejales de Izquierda Unida en Alcalá del Valle coincidiera casualmente en el tiempo con la que presentó el anterior presidente de la Diputación, Rafael Román, en su calidad de portavoz municipal de la oposición, acusando a la alcaldesa de Cádiz por el mismo motivo. Para el Lobato, esta situación refleja el grado de “cinismo y de incoherencia político que maneja el Sr. González Cabaña, que como secretario provincial del PSOE y presidente de la Diputación utiliza a su antojo y sin ningún escrúpulo moral los servicios jurídicos de una institución pública que pagamos entre todos los ciudadanos de la provincia; tendremos que recordarle que estos servicios están para defender los intereses de la Diputación y para asesorar a los ayuntamientos pequeños que no disponen de recursos para su defensa legal en los asuntos de competencia municipal y no para intervenir en otros casos que son de carácter político y totalmente partidista”, puntualiza. La Dirección Provincial de Izquierda Unida ha mostrado su apoyo a la labor de denuncia interpuesta por la formación política en Alcalá del Valle y ha anunciado la presentación de iniciativas al Pleno de la Diputación Provincial con el fin de pedir que se retire el recurso presentado contra la sentencia, y para que el presidente explique los criterios que se utilizan para que los servicios jurídicos de la Diputación intervengan en estos “asuntos”. Asimismo, pedirá que se aclare si se han defendido más casos como éste en otros ayuntamientos de la provincia.