IU reclama la paralización y eliminación de los pluses de altos cargos y asesores de la Junta de Andalucía

Izquierda Unida pedirá este miércoles al Pleno de la Diputación provincial que inste al Gobierno de la Junta de Andalucía a “paralizar y eliminar de manera inmediata los privilegios como pluses o complementos de productividad de los altos cargos y asesores de la Junta de Andalucía”. El diputado portavoz de Izquierda Unida, Pedro Romero, considera “indignante” que se estén abonando estos ingresos “en un momento en el que se están planteando severos ajustes y recortes salariales a los funcionarios y empleados públicos de la Junta, entre ellos pluses o complementos de productividad” y añade que “esto no lo entiende nadie y menos los funcionarios, laborales e interinos mileuristas que tiene la función pública”.

La moción de Izquierda Unida que será abordada en el Pleno de este miércoles recuerda que la Junta de Andalucía y en concreto la Consejería de Economía, Innovación y Empleo está abonando desde el pasado 2 de mayo pluses de productividad a 31 altos cargos y asesores, que en algún caso se elevan a 3.435 euros por tan sólo cuatro meses de trabajo, frente a los 250 euros de media que puede cobrar un funcionario por este complemento, mientras ha retenido este mismo plus a los alrededor de 100.000 empleados del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

El portavoz de Izquierda Unida considera que en el caso de los altos cargos y puestos de libre designación, estos complementos son “un privilegio que no les corresponde y que habría que suprimir de manera definitiva en la práctica de la Junta de Andalucía”. Romero señala asimismo, que “en los tiempos de crisis que corren y los ajustes presupuestarios que se están practicando, imponen y justifican más si cabe la supresión de todos los excesivos privilegios de los altos cargos, del mismo modo que otras situaciones que existen como las pensiones de los expresidentes de la Junta o el salario de algunos directivos de la RTVA”.

Romero deja patente además, el desacuerdo de la formación política con la norma que se viene aplicando desde 2005 mediante la cual todos aquellos funcionarios que hayan sido parlamentarios y que lo soliciten, tengan derecho a un complemento parecido al de un Director General.